Azud de Alfeitamí

 

El Azud de Alfeitamí es una de las obras de ingeniería de riego más importantes de la parte final del Segura y sus primeras configuraciones datan de finales del siglo XVI. En la actualidad riega 20.987 tahúllas, casi 2.500 hectáreas, de los términos municipales del propio Almoradí, Daya Nueva, Dolores, San Fulgencio, Rojales y Formentera través de las acequias del Río y la Acequia Mayor de Almoradí. Pero además, de sus aguas muertas –recogidas por los azarbes como sobrantes de riego- se benefician un buen número de hectáreas en otros términos municipales.

El Azud de Alfeitamí, una costosa inversión sufragada en su mayor parte por los almoradidenses, supuso sin embargo un elemento fundamental para el despegue de la economía y de la población tanto de Almoradí como de otras poblaciones cercanas.

A lo largo de los tiempos sufrió modificaciones, en parte por las necesarias reparaciones y en parte por la mejora de la tecnologías aplicables. Junto al azud había un molino, hoy desaparecido, que aprovechaba la fuerza de las aguas para transformar el cereal en harina. Parte de la maquinaria de ese molino puede observarse en el Instituto de Enseñanza Secundaria que lleva su nombre en Almoradí.